LEMA PASTORAL 2019/2020

LOS POBRES SON EVANGELIZADOS (Lc 7,21-23)

«En aquel momento Jesús curó a muchos de sus enfermedades, dolencias y malos espíritus, y devolvió la vista a muchos ciegos. Después les respondió: “Id y contad a Juan lo que habéis visto y oído: los ciegos ven, los cojos andan, los leprosos quedan limpios, los sordos oyen, los muertos resucitan y a los pobres se les anuncia la buena noticia; y dichoso el que no encuentre en mí motivo de tropiezo».

Cuando hablamos de pobreza habitualmente nos viene a la mente la imagen de personas que no tienen lo necesario para vivir dignamente. La pobreza es la cualidad del pobre, del que no tiene medios económicos para satisfacer sus necesidades básicas, cuidar, ofrecer un techo y alimentar a sus hijos. Pero hay otro tipo de pobreza, la de quien teniendo muchos bienes económicos, no se tiene a sí mismo. Podemos hablar en ese caso de una pobreza vital.

La pobreza se asocia a muchos ámbitos de la vida. Sin duda la que afecta a las necesidades básicas es el estado más grave, pero la pobreza también puede afectar al área intelectual, social o emocional… y esta pobreza también mata.

Mientras el mensaje de Jesús no llegue a todos los hombres, mientras el mundo siga sordo para escuchar sus palabras, mientras siga ciego para ver la miseria de los pueblos, mientras el mundo esté muerto al amor, Jesús seguirá siendo el intruso que viene a incordiar la vida tranquila y plácida de algunos, con su palabra y sus gestos sanadores.

Vídeo del lema

 

 

Colegio Concertado Divino Maestro

  Paseo de Extremadura, 165,
Madrid, 28011, (Madrid)

  91 464 94 81

Blogs Colegio concertado en La Latina